miércoles, 30 de diciembre de 2015

Sucedió cuando no existíamos para contemplarlo


Esta película de fantasía épica costó 105 millones de dólares
 
10.000 B. C.
(2008)
 
Una epopeya llena de anacronismos como mostrar guerreros montando sobre caballos (que en realidad fueron domesticados en torno al año 2.000 a. C.), esclavos construyendo pirámides con mamuts (la pirámide de Zoser, la más antigua, data del 2.650 a. C. y los proboscídeos se extinguieron hace 3.700 años, con lo que no pudieron coexistir), soldados empuñando armas de hierro (que se empezó a utilizar en el año 1.500 a. C.), aves depredadoras cariamiformes extinguidas hace 2 millones de años y que además habitaron solamente en América del Sur, o granos de maíz junto con otras semillas cuando la agricultura comenzó en el Neolítico (alrededor del año 8.000 a.C.) y el maíz vino de América hace poco más de 400 años.
 
 
Steven Strait
(Nueva York, 1986)
Su belleza llega a hacernos recordar al inigualable Steve Reeves
 
Se entiende que una obra de ficción no tiene por qué ser verídica y sí verosímil, ahora bien, qué poco les hubiera costado ante tanto despliegue de medios, extras y efectos especiales haber mantenido un ápice más de rigor histórico. Pese a todo, hay que felicitar al director Roland Emmerich por el maravilloso esfuerzo de mostrarnos, sobre todo, cómo pudo ser una cacería de mamuts por parte de una cuadrilla de hombres en el Paleolítico.
 
 
Camilla Belle
(Los Ángeles, 1986)
Es tan guapa que da la impresión de haberse quedado
con toda la belleza existente en la Prehistoria para ella sola
 
Lo mejor de la película viene de la mano de los paisajes obtenidos en Namibia, Sudáfrica, Nueva Zelanda y Tailandia, aunque se supone que la acción comienza en la cordillera de los Urales para culminar en Egipto. El guion es bastante previsible e infantil. Se lo debemos al propio Roland Emmerich y a Harald Kloser, que además compuso la banda sonora junto con Thomas Wander. Digamos que el público espera una historia romántica y enternecedora, y precisamente eso es lo que facturaron, probablemente con el propósito de que la recaudación no fuera un fracaso.
 

 
Los mamuts son lo mejor de esta costosa producción
 
Es dudoso que la humanidad estuviera tan evolucionada entonces como para que los dos protagonistas fueran tan hermosos. De todas formas, siempre agradecen los ojos contemplar dos jóvenes tan espléndidos como Steven Strait en el papel de Diléh y Camilla Belle como su prometida Évole. La voz de la narración original corresponde al añorado Omar Shariff, y entre el innumerable elenco de actores destaca Affif Ben Badra como señor de la guerra que rapta a la princesita de la tribu de los Yagahl para venderla como esclava en un principio y luego disputársela a su pretendiente Diléh después. Largometrajes como éste siempre son bienvenidos siquiera sea por el simple hecho del enorme trabajo en la recreación que los decorados y el vestuario comportan.
 
(Reseña escrita por Andrés González Déniz)
 
 
En esta trepidante historia, el cazador capaz de entenderse con "Dientes de sable" será el ungido de Dios, algo que consiguió el joven y atractivo Diléh al salvarle la vida tras haber caído ambos en un hoyo con estacas

martes, 29 de diciembre de 2015

Aquí hasta el que parece más tonto hace relojes

 
Fue rodada en la ciudad de Cleveland (Ohio)
 
CRIMINAL ACTIVITIES
(2015)
 
Ningún ingrediente para ser una obra maestra le falta a esta película. Basada en un ingenioso guion de Robert Lowell, el tema que la preside es el de las falsas apariencias. Y vaya que sí lo son, pues el final es tan sorprendente que pone un broche de oro al cierre de la historia. Jackie Earle Haley dirige y participa como actor descubriéndose como un gran talento enamorado del cine negro. Su papel de matón implacable lo matiza con unos toques de sádica insidia que lo convierten en un asesino repugnante y  maquiavélico.
 
 
Jackie Earle Haley
(Northridge, California, 1961)
Elaborando obras como ésta se convertirá en un cineasta de culto
 
John Travolta se supone que iba a ser la estrella, y en efecto, se maneja con soltura de divo ante la cámara, pero la mejor interpretación corre a cargo de un torturado Michael Pitt que hace un papel digno de un trágico personaje shakespeareano. ¡Qué gran actor! Sabe sacar las más variadas expresiones a su semblante y muestra un rictus de sinsabor continuo como si la vida le hubiera defraudado. Dan Stevens cumple un rol estelar, pues sobre él giran los dos planos de la película: el de las apariencias y el de la realidad. Actúa tan bien que parece ser él mismo el personaje que interpreta.
 
 
Michael Carmen Pitt
(West Orange, Nueva Jersey, 1981)
Es tan bueno que parece un cruce entre Paul Newman y Marlon Brando
 
Edi Gathegi da la impresión de que lo hubieran escogido en un casting multitudinario para dar en el clavo de elegir a un gánster pandillero. Perfecto. Rob Brown hace su trabajo como si acabara de salir del “Actor’s Studio” neoyorquino. Irreprochable. Y Christopher Abbott trata de emular a sus compañeros para no quedar el último en una dura competencia por ver quién es el mejor actor. Asombroso elenco de artistas. Cada uno merecería un Óscar.
 
 
John Joseph Travolta
(Englewood, Nueva Jersey, 1954)
Un actor íntegro que actuó con tanta destreza como sobrado de recursos
 
Alan B. Jones encarna a un mafioso tan verosímil que da miedo simplemente verlo callado, sensación que se incrementa cuando habla. Y Chris Hahn realiza silencioso el trabajo de guardaespaldas sin necesidad de armar ningún aspaviento. Si el fin del séptimo arte es entretener de modo ameno al público, este film lo consigue ofreciendo incluso alguna pincelada de sabiduría proustiana. La banda sonora de Keefus Ciancia es creativa, original y magnífica, especialmente cuando recurre a la percusión. En los demás aspectos, impresiona la cantidad de secundarios que aparecen en la cinta. En suma, ¿qué más se le puede pedir a un largometraje para convertirse, andando el tiempo, en un clásico?
 
(Reseña escrita por Andrés González Déniz)
 
 
Daniel Jonathan Stevens
(Croydon, Londres, 1982)
Es el agonista clave en el argumento de este thriller policiaco

lunes, 28 de diciembre de 2015

No cierres los ojos porque puede que te maten

 
El maquillaje fue obra de Jennifer Hope
 
PESADILLA EN ELM STREET
(EL ORIGEN)
(2010)

Magnífica película teniendo en cuenta el difícil reto que suponía elaborar una nueva entrega tras las nueve que se habían filmado anteriormente. Los guionistas Wesley Strick y Eric Heiserer han salido airosos componiendo un argumento en el que los personajes van cayendo de manera inmisericorde y los sustos no se regatean al espectador.
 
 
Kellan Christopher Lutz
(Dickinson, Dakota del Norte, 1985)
Verdaderamente, un actor tan guapo merecía más minutos
 
Un buen largometraje de terror debe comenzar con una escena truculenta, siguiendo los cánones del género, como aquí ocurre. Además, debe sincronizar las escenas de miedo de tal manera que no haya largos períodos en los que no suceda nada, como es el caso. El director Samuel Bayer ha sabido construir sabiamente un producto de entretenimiento que no decae en ninguna de sus fases.
 
 
Jackie Earle Haley
(Northridge, California, 1961)
Le pusieron una voz tratada por ordenador, pero bordó su papel abyecto
 
En esta ocasión, la gran novedad consiste en informarnos de por qué actúa Freddy Krueger como lo hace. La razón estriba en que era un pederasta que fue quemado vivo por los padres de los niños que fueron sus víctimas. Nancy, la joven que le clava unas tijeras en el ojo izquierdo y lo degolla al final de la película, fue violada por él cuando era una cría en el colegio donde el monstruo trabajaba como jardinero. En un principio se nos hace pensar que lo acusaron sin fundamento, pero unas fotos revelan que Freddy llevaba a las criaturas a un cuarto oculto que él llamaba “cueva” para abusar sexualmente de ellos.
 
 
Patricia Rooney Mara
(Bedford, Nueva York, 1985)
&
Kile Steven Gallner
(West Chester, Pennsylvania, 1986)
 
La música de Steve Jablonsky va acorde con el ritmo desenfrenado del rodaje, y la inclusión del tema “All I have to do is dream” de los Everly Brothers añade un punto de ironía a la acción sangrienta. Los efectos especiales corrieron a cargo de un grupo capitaneado por Lady Dee que ya había trabajado en “Batman, el caballero oscuro”, con idénticos resultados espectaculares. Se esforzaron porque el siniestro protagonista tuviera un rostro desfigurado por las quemaduras que impactara infundiendo más miedo que repugnancia, lo que se tradujo en que el actor Jackie Earle Haley se pasaba casi tres horas y media siendo maquillado antes de cada sesión de trabajo.
 
 
Katie Cassidy
(Katherine Evelyn Anita Cassidy)
(Los Ángeles, California, 1986)
Es una de esas raras mujeres dotadas de una clase sobrenatural
 
En cuanto al reparto, es una verdadera lástima que un actor con la belleza de Kellan Lutz tenga que desaparecer tan rápido. Katie Cassidy, por hermosura y dotes dramáticas, supo aguantar el envite de este maravilloso actor, mientras que Patricia Rooney Mara da una apariencia de mujer frágil y desolada enriqueciendo a Nancy, el personaje central que interpreta. Kyle Steven Gallner ofrece un perfil demasiado blando y hasta cierto punto carente de implicación con las situaciones trágicas que se desarrollaban. Por el contrario, Thomas Dekker sí que supo meterse dentro de su personaje y no se le nota que está actuando. Por su parte, Clancy Brown da vida a un padre duro y rígido absolutamente creíble y Connie Britton actúa tan bien que parece la madre real de Nancy.
 
(Reseña escrita por Andrés González Déniz)
 
 
En algunos momentos del filme se parodia a la película "El exorcista" de William Friedkin que se rodó en 1973 con Linda Blair (St. Louis, Missouri, 1959) como protagonista poseída por el demonio

domingo, 27 de diciembre de 2015

La historia del cronopio que se convirtió en fama


Julio Florencio Cortázar
(Bruselas, Bélgica, 1914 - París, Francia, 1984)
Escritor, intelectual y traductor

EL CRONOPIO FUGITIVO

"Actualmente hay una placa conmemorativa en el 116 de la avenue Louis Lepoutre donde podemos leer: Ici est né Julio Cortázar"
 
"Si nació en la Embajada, entonces ese edificio anónimo no merece la placa, y si allí estaba la Embajada, cosa improbable dadas las modestas dimensiones del inmueble, no podemos escribir que la familia viviera allí. Nadie vive en las embajadas si no pertenece al cuerpo diplomático"
 
"Aurora Bernárdez, la primera esposa del escritor, sostiene que en sus visitas a Bruselas su marido se detenía ante la fachada y contemplaba las ventanas del segundo piso. Pero él mismo contaba que había nacido en una clínica o un hospital"
 
"Cortázar siempre estuvo orgulloso
de su ascendencia vasca"
 
"En vasco Korta-Zar significa
  aproximadamente establo viejo"


Julio Cortázar en su niñez europea
 
"El padre del escritor era un joven tímido y sensible que amaba la lectura y no gozaba tanto de la vida social"
 
"Su padre aparece como handelsagent, es decir, agente económico o viajante de comercio"
 
"Los Cortázar buscaron refugio en Suiza"
 
"En 1916 el joven Borges residía con su familia en la muy civilizada ciudad de Ginebra, mientras que el pequeño Cortázar se encontraba en la revolucionaria Zúrich"
 
"La familia abandona oficialmente Suiza a mediados de junio de 1917 y se establece en Barcelona"



Navegando en la adolescencia aunque siempre le tuvo miedo al mar
 
 "Hans Magnus Enzensberger: Barcelona estaba de fiesta, las Ramblas eran un mar de luz por la noche"
 
"Por aquí también fluía el torrente de oro producido por el lucro de la guerra. Las fábricas trabajaban a toda máquina. Las empresas amontonaban oro. La alegría de vivir brillaba en todos los rostros"
 
"Hay indicios para creer que la familia se instaló en el barrio del Putxet, en la parte alta de la ciudad"
 
"En aquel entonces El Putxet era una colina salpicada de calles tranquilas y villas con jardín"
 
"Los primeros recuerdos de Julio
nacieron en Barcelona"



Cortázar cuando emulaba el aspecto de Rodolfo Valentino

"De niño en Barcelona íbamos casi todos los días a jugar con otros niños en el parque Güell. Así que mi inmensa admiración por Gaudí comienza a los dos años"
 
"El mito de esa ciudad increíble atraviesa la novela 62/Modelo para armar"
 
"Lo habían llevado a la Costa Brava, donde un bañero lo sostenía entre las olas amenazadoras"
 
"El deslumbramiento instantáneo le llenaba el olfato de sal y los oídos de un fragor temible"
 
"Cortázar padecía de dislalia: una patología articulatoria que impide usar correctamente la lengua para producir las erres"



Con Aurora Bernárdez, su primera cónyuge
 
"El padre los dejó solos en Barcelona
y su rastro se perdió en Buenos Aires"
 
"Al poco de regresar a la Argentina, el padre les abandona"
 
"Cortázar fue un niño abandonado que jamás tuvo un padre que le hiciera un regalo de cumpleaños"
 
"Los Cortázar llegaron a Banfield en 1919"
 
"Una abuela soltera, una madre abandonada, una tía enferma de poliomielitis y una nieta demasiado sensible. Éste fue el ambiente tan singular donde creció Cortázar"


Julio Cortázar también fue un joven idealista y soñador
 
"Cortázar y las palabras. Primero las amplió y luego las inventó. Esto se verá cuando años después construya en Rayuela un lenguaje como el gíglico"
 
"Un día decidió leer un libro sin esperar la recomendación de los adultos. Eran los cuentos de Edgar Allan Poe"
 
"Por las noches volvía a su casa y miraba sus libros como pidiéndoles perdón por haberlos abandonado"
 
"Según Natasha Czernichowska, traductora rusa, Julio leía todo lo que tenía a su alcance, era un placer conversar con él de cualquier tema, era como si se pudiera dialogar con una enciclopedia. Pero de la vida... de la vida no sabía absolutamente nada"
 
"La nostalgia europea le persigue como una sombra"



Sentado en un banco sobre al río Sena en París
 
"Uno de los secretos parisinos: aquí hasta la tristeza se vuelve una actividad estética"
 
"Todos tenemos un poco de cronopios (marginados), de famas (integrados) y de esperanzas (un cruce de ambos)"
 
"Siempre severo consigo mismo, pensaba que no había logrado componer relatos perfectos"
 
"El perseguidor es la historia de un visionario incapaz de adaptarse al mundo y cuyo único objetivo es penetrar en el misterio. Estimulado por las drogas, se adentra en las sombras de la mente en persecución de algo que siempre se desvanece"
 
"Ésta es la clave que busca el perseguidor: la eternidad del instante. Y la búsqueda desesperada de nuevos instantes míticos sólo concluirá con la muerte"


Era un ser transubstanciado con París, la ciudad de la luz

"La figura de Edith (la Maga) le abocó directamente al enigma femenino y de paso le planteó la necesidad de tratar de resolverlo"
 
"La monstruosa paradoja del amor es que, como se dice por ahí, es "dador de ser", enriquece ontológicamente, pero al mismo tiempo reclama un hic et nunc (aquí y ahora)encarnizado, pues prefiere la existencia a la esencia"
 
"La relaciones pasionales encierran
un alto riesgo de extravío"
 
"Cada página, y a veces cada frase se transforma en una jugada de ajedrez que le aboca a tableros nuevos y nuevas jugadas que no había previsto. Y eso le desborda"
 
"El jazz sigue siendo su shaman ("el que sabe", en el idioma tungu de Siberia), el gran intercesor en los momentos duros"



A ratos tocaba la trompeta para desestresarse o distraerse
 
"Esta esclavitud sensual que le ha despertado Karvelis queda fuera de su antigua concepción moderada de la vida"
 
"Le acusaban de haber abandonado Latinoamérica para desarrollar una carrera literaria a espaldas de los suyos"
 
"Cortázar declaraba que la visión local de la literatura le resultaba profundamente ajena, porque creía ver en ella algo muy estrecho y hasta aldeano"
 
"Arguedas defiende su asentamiento provinciano y en cambio Cortázar trata de explicar los beneficios de la distancia"
 
"A cierta edad casi nadie cambia sus esquemas ni tiene valor de cambiar. Cortázar sí y eso le honra, le hace diferente"


Junto a su segunda esposa, la dipsómana y engreída Ugné Karvelis
 
"Como siempre, lo más terrible es la lucha contra el olvido; la gente se cansa hasta de las peores tragedias y pasa a otros temas"
 
"El temperamento de Karvelis
se fue avinagrando a causa del alcohol"
 
"Ugné Karvelis se atribuía demasiadas virtudes. En los momentos de euforia etílica no tenía reparos en proclamar públicamente su aportación a la literatura, y lo hacía de una forma provocativa y desmesurada. Son legión quienes la vieron en cócteles literarios, cargada de copas, jactándose de haber construido a escritores de la talla del propio Cortázar o Kundera"
 
"Si Aurora Bernárdez fue su salvación en el período caótico y depresivo en el que se hallaba sumido en la época final de Edith Aron, ahora Carol Dunlop llega para sacarlo in extremis del pozo"



Fotografiando a Carol Dunlop, su última mujer
 
"A diferencia de la Cuba que conoció Julio, en Nicaragua casi todo está por hacer. Cuando los sandinistas entraron en Managua, el país se encontraba en una situación crítica. La guerra contra el dictador Somoza había producido más de cincuenta mil muertos"
 
"En el invierno de 1981 el escritor se encuentra en París. En los últimos tiempos ha padecido varios cólicos nefríticos que le hacen sufrir mucho"
 
"Ya no queda nada del vigía urbano, del buscador de callejones secretos, bebidas exóticas y música de jazz"
 
"Sabemos por experiencia que el paraíso
oculta las puertas del infierno"
 
"El diagnóstico de Carol es muy sombrío: aplasia medular. Tras aplicar todos los avances de la ciencia su organismo no responde"


Sostuvo a su madre, hermana y abuela enviándoles dinero todos los meses desde París hasta Buenos Aires. Aquí está en su biblioteca
 
"En Managua le recibe Tomás Borge. Cortázar se encargará de decir que no hay verdadera revolución sin belleza y sin poesía"
 
"Es un hombre viejo y enfermo que ha perdido al último gran amor de su vida"
 
"En los últimos tiempos ha descubierto una oscura mancha en la lengua que le tiene muy preocupado"
 
"Reunidos en su elegante consulta de la calle Balmes en Barcelona, el doctor Lentini confirmó que los análisis de sangre de Julio y otras pruebas descartaban la existencia de un cáncer, atribuyendo la enfermedad a un raro virus sin identificar"
 
"Una enfermedad misteriosa y estúpida me persigue desde hace cinco meses, cobrándome un kilo de peso por mes"



Tomando un mate argentino en su apartamento
 
"Oficialmente Julio padecía leucemia mieloide crónica"
 
"Incremento excesivo de glóbulos blancos, fatiga, pérdida de peso alarmante, diarreas, infecciones oportunistas, manchas y picores en la piel... Esto no es leucemia, caballeros, esto es sida"
 
"El repaso a sus últimas cartas arroja un balance desolador: en ellas se repite hasta la náusea la idea de que los médicos buscan afanosamente la causa de su mal, pero no lo encuentran"
 
"De creer a Mario Muchnik, la lituana Ugné Karvelis lo hostigó hasta el final con temas contractuales y derechos de edición"



Amaba los animales y era muy aficionado a la fotografía
 
 "El apartamento de la rue Martel. Su último refugio. Tras aquella incursión fallida regresaron al hospital donde Cortázar quedó ingresado definitivamente"
 
"Según Osvaldo Soriano, había un tomo con las poesías completas de Rubén Darío sobre la mesilla de noche"
 
"Y ya casi a modo de epitafio, este último verso quedó sobre la mesita del hospital: Tu sombra espera tras de toda luz"
 
"Levantó una de sus inmensas manos y preguntó: ¿Oyen esa música? Pero se murió dos días después, sin música"
 
(Fragmentos extraídos de Dalmau, Miguel: Julio Cortázar, el cronopio fugitivo, Barcelona, Edhasa, 2015, 1ª edición, pp. 639)
 
 
La fotografía de la cubierta es de Sara Facio

sábado, 26 de diciembre de 2015

Dice una sabia sentencia que los socios crían pulgas


 
Una excelente muestra de cine independiente
 
RESERVOIR DOGS
(1992)

Ópera prima del director, guionista y actor Quentin Tarantino que decrece con el tiempo, seguramente debido a que si se vuelve a ver carece del efecto sorpresa, pues la intriga es el principal atractivo de la película. En efecto, descubrir quién será el agente de la ley infiltrado es el eje sobre el que la trama se desarrolla, y como siempre, vendrá a ser el personaje más inesperado.
 
 
Quentin Jerome Tarantino
(Knoxville, Tennessee, 1963)
Director, guionista, productor y actor
 
El mafioso Joe Cabot  y su hijo “Nice Guy” Eddie contratan a seis tipos de pasado turbio para robar unos diamantes. Con tal de mantener el anonimato y no poder delatarse, se les adjudicarán nombres de colores: naranja, blanco, rosa, rubio, marrón y azul. El hecho de que la policía les estuviera esperando ocasiona la muerte de dos integrantes de la banda: el azul y el marrón, además de una mujer y algunos gendarmes.
 
Lawrence James Tierney
(Brooklyn, Nueva York, 1919 - 2002, Los Ángeles, California)
Actor
 
Los supervivientes irán llegando a un almacén donde habían quedado para repartirse las ganancias. El señor Blanco y el señor Naranja, malherido por una bala en el vientre, serán los primeros en aparecer. A continuación lo hará el señor Rosa, quien ha escondido previamente el botín al considerar que el plan salió mal por haber sido delatados. Blanco quiere llevar a Naranja a un hospital, pero Rosa se opone porque podría irse de la lengua.
 
 
Michael Søren Madsen
(Chicago, Illinois, 1957)
Actor 
 
El siguiente en llegar es el señor Rubio. Trae a un policía de rehén y pasan a torturarlo para que diga quién dio el chivatazo. Blanco y Rosa salen en busca de la bolsa con los diamantes. El Rubio corta la oreja del policía y le vierte gasolina con intención de quemarlo. Naranja, que permanecía desmayado por la cantidad de sangre que había perdido, recobra el conocimiento y dispara al Rubio, matándolo. En ese momento descubrimos quién era el comisario infiltrado y la actitud heroica del policía porque se conocían ambos.
 
 
Christopher Shannon Penn
(Los Ángeles, California, 1965 - Santa Mónica, California, 2006)
Actor
 
Aparecen Eddie, Blanco y Rosa. Al ver a Rubio muerto, Eddie mata al policía que permanecía atado en una silla. Naranja no revela que es el traidor y miente diciendo que el Rubio quería matarlos a todos y quedarse con los diamantes. Sólo Blanco le cree. Entra en escena el jefe, Joe Cabot, diciendo que ha descubierto al traidor. Como Blanco defiende la inocencia del señor Naranja, apunta hacia Joe su pistola, mientras que Eddie hace lo propio con su arma en dirección al señor Blanco, al igual que lo hace su padre. Los tres disparan al mismo tiempo y caen malheridos, mientras el señor Rosa huye con el maletín. Blanco se arrastra hasta el convaleciente Naranja y lo mata porque en ese momento le confiesa que él era el delator. Irrumpe la policía y se oyen disparos. La película acaba sin que se vea al señor Blanco acribillado.
 
 
Tim Roth
(Timothy Simon Smith)
(Dulwich, Londres, 1961)
Actor y director cinematográfico
 
Sorprendentemente, Michael Madsen (el señor Rubio) hace el mejor trabajo de interpretación. Sus dotes dramáticas brillan por encima del resto. Digamos que supo conferir a su papel matices de sadismo y locura. Tim Roth está impecable como señor Naranja y Steve Buscemi de señor Rosa. Harvey Keitel resolvió con oficio de actor teatral su cometido como señor Blanco y Chris Penn estuvo más que sobresaliente en el papel de Eddie. El veterano Lawrence Tierney actuó recordando a las películas de cine negro en los años dorados de Hollywood. El escritor Edward Bunker aparece inexpresivo como señor Azul y Quentin Tarantino aporta un toque histérico al señor Marrón que interpreta.
 
 
Steve Vincent Buscemi
(Nueva York, 1957)
Actor, director y productor de cine
 
En la banda sonora despunta la canción “Little Green Bag” de George Baker. Tarantino pretendía hacer una película con la estética visual de los años 50 y la música de los 70. Con artistas como “Blue Swede” y la canción “Hooke on a feeling”, Harry Nilsson y su “Coconut” o la banda “Stealers Wheel” y su hit “Stuck in a middle with you”, es público y notorio que lo consiguió. Al margen de que se haya convertido en una película de culto, desde el punto de vista económico fue un éxito porque el rodaje costó un millón doscientos mil dólares y recaudó casi 15 millones.
 
(Reseña escrita por Andrés González Déniz)
 
 
De izquierda a derecha: Michael Madsen (el señor Rubio), Quentin Tarantino (el señor Azul), Harvey Keitel (el señor Blanco), Chris Penn ("Nice Guy" Eddie, el hijo de Joe Cabot), Lawrence Tierney (el capo Joe Cabot), Tim Roth (el señor Naranja) y Steve Buscemi (el señor Rosa). Falta el señor Marrón que interpretó el escritor, delincuente y ex convicto Edward Bunker (Hollywood, 1933 - Burbank, 2005)

viernes, 25 de diciembre de 2015

Sobre cómo convertir en un santo a un cerdo

 
Los continuos "flashbacks" de la película tratan de dar amenidad a una trama que no consigue evitar la sensación de pesadez y monotonía
 
J. EDGAR
(2011)
 
Biopic sobre el impresentable John Edgar Hoover, el hombre que dirigió durante 48 años la Oficina de Investigación Criminal desde 1924 y el FBI desde su fundación en 1935. Se trata de una burda manipulación para canonizar a un personaje en aras del chauvinismo yankee de su director y productor Clint Eastwood. Apenas la única verdad que resplandece en la película es la expresión que utiliza Richard Nixon para definir a tan siniestro individuo llamándolo “cocksucker”.
 
 
He aquí a Leonardo DiCaprio en el rol del hombre
que extorsionó a ocho presidentes de los Estados Unidos
 
El súcubo de Hoover fue quien destruyó pruebas del asesinato de Robert Kennedy y se inhibió sospechosamente en el magnicidio de su hermano, el presidente John Fitzgerald Kennedy, después de haberlo chantajeado en vida con dossieres sobre amoríos extramaritales. Hoover fue el racista que estuvo implicado en el asesinato de Martin Luther King por haberse atrevido a recoger el Nobel de la Paz en contra de sus órdenes. El antisemita que llevó a la silla eléctrica al matrimonio Rosenberg y amargó los últimos años de Robert Oppenheimer, a los primeros bajo acusación de espionaje en favor de la URSS, y al segundo por haberse arrepentido de participar en la creación de un arma tan destructiva como la bomba atómica.
 
 
La pareja Hoover-Tolson cenaba todas las noches en restaurantes caros
 
En el país de la democracia y las libertades se permitió el privilegio de aferrarse al cargo como un sátrapa. Fue un homófobo que amenazó con revelar la condición lésbica de Eleanor Roosevelt mientras él mismo era un homosexual que se travestía en su vida privada y vivía con un amante, Clyde Tolson, al que convirtió en su número dos sin tener aptitudes ni méritos para el cargo. En la cinta, Clint Eastwood sólo se atrevió a vestirlo de mujer la noche de la muerte de su madre para que nos compadeciéramos al conferirle un sesgo trágico.
 
 
 
Los verdaderos Clyde Anderson Tolson (Laredo, Missouri, 1900 - Washington D. C., 1975) y John Edgar Hoover (Washington D. C., 1895 - 1972) además de asignarse el sueldo veraneaban juntos
 
La película se centra en la obsesión anticomunista de Hoover relativa a los años 20, pero no dice nada de su papel devastador durante el macarthismo en los años cincuenta, a sus labores de sabotaje contra los defensores de los derechos civiles y quienes se oponían a la intervención militar en Vietnam. No se menciona que Harry Trunman lo acusó de querer convertir el FBI en una especie de Gestapo nazi, y menos mal que sí se muestra cómo no intervino físicamente en los arrestos de gánsteres famosos, porque el miserable J. E. Hoover fue toda su vida un burócrata arbitrario que se comportó como un tirano exigiendo que otros hicieran el trabajo sucio y arriesgado.
 
 
Armand Douglas Hammer (Los Ángeles, 1986) y Leonardo Wilhelm DiCaprio (Los Ángeles, 1974) haciendo de Clyde Tolson y John Edgar Hoover en la ficción cinematográfica
 
Tanto que presumía de controlar la delincuencia y no evitó la conspiración del Pentágono y la mafia para matar a los hermanos Kennedy. Quiso incluso arrestar y deportar a 12.000 personas por simples sospechas de simpatizar con el comunismo, especialmente en Hollywood. La célebre cita de Franklin Delano Roosevelt referida al dictador nicaragüense Anastasio Somoza, “tal vez sea un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta”, no es suficiente pretexto para laurearlo en la historia de la nación de las barras y las estrellas, el faro de los derechos individuales en el mundo.
 
 
 
El corrupto Hoover tenía el vicio de apostar en las carreras de caballos: si ganaba, se llevaba el premio; y si perdía, lo cargaba al erario público
 
A Leonardo DiCaprio se le nota y hay que agradecerle el esfuerzo que hace por interpretar al viejo Hoover, porque cuando realiza el papel del Hoover joven parece estar interpretándose a sí mismo. Armie Hammer hubiera estado perfecto en el papel de concubino si no fuera porque el emplasto del maquillaje se lo impide. Naomi Watts cumple como Helen Gandy, la secretaria que encubre todos los chismes de los informes confidenciales, mientras que Josh Lucas da vida a un convincente Charles Lindbergh. Jeffrey Donovan está a la altura del Robert Kennedy que encarna y Dermot Mulroney pone lo mejor de su parte por semejarse a Nixon.
 
 
Tres presidentes, John F. Kennedy, Lyndon B. Jonson y Richard M. Nixon, intentaron destituir a este canalla sin éxito ninguno
 
El guion de Dustin Lance Black es una soporífera hagiografía por encargo. La fotografía de Tom Stern tiene la calidad que le falta a la insípida música compuesta por el propio Clint Eastwood, alguien que, tras haber dirigido buenos largometrajes (“El sargento de hierro” en 1986, “Sin perdón” en 1992 o “Million dollar baby” en 2004) se ha llegado a creer que es un Orson Welles y no pasa de ser un tergiversador pedante, tedioso y antipático.
 
(Reseña escrita por Andrés González Déniz)
 
 
El crítico de cine Carlos Boyero ha calificado con notable acierto
de abyectas las actividades del biografiado y a la película de aburrida

jueves, 24 de diciembre de 2015

Para llegar alto hay que tener agallas y tragar sapos

 
 
Ciento dos minutos de arte cinematográfico en su máxima expresión
 
BEL AMI
(2012)
 
Es la historia de un don nadie llamado Georges Duroy, originario del pueblecito rural de Canteleux, que quiere escalar posiciones en la jerarquía social hasta convertirse en todo un Georges du Roy de Cantel. Basada en la novela del estilista Guy de Maupassant, la trama ha conocido hasta siete adaptaciones anteriores para el cine y la televisión. Esta obra se ha realizado con la reputada maestría británica a las órdenes de los directores Declan Donellan y Nick Omerod, obteniendo como fruto un alarde artístico digno de ser considerado una obra maestra por varias razones.
 
 
Robert Douglas Thomas Pattinson
(Londres, Inglaterra, 1986)
Si como hombre es muy hermoso, como actor es todavía mejor
 
Primera: la banda sonora compuesta por Lakshman Joseph De Saram y Rachel Portman es tan magistral que realza todas las escenas en las que interviene. Segunda: la escenografía de Tina Jones y el vestuario de Michael O’Connor evocan un París decimonónico de manera fidedigna. Tercera: las interpretaciones de Robert Pattinson como protagonista y Uma Thurman como Madeleine Forestier merecen el calificativo de clásicas. Cuarta: el resto del elenco no desentona en absoluto con respecto a los papeles principales.
 
 
Uma Karuna Thurman
(Boston, Massachusetts, USA, 1970)
Su actuación no la hubiera mejorado ni la mismísima Meryl Streep
 
Georges Duroy es un soldado de origen campesino recién licenciado del servicio militar en Argelia. Intenta abrirse camino en la capital de Francia sin un franco en el bolsillo y la llave para abrir la primera puerta se la proporcionará un antiguo compañero de armas, Charles Forestier, quien dirige el periódico “La vie française”, un medio que pretende imponer y derribar gobiernos. Semianalfabeto e incapaz de escribir mejor que el chico de los recados de una imprenta, será la esposa del director quien le dicte cómo escribir para poder incorporarse como periodista y ganar su primer sueldo. Al morir su marido de tuberculosis, se casará con ella, a pesar de pedirle libertad para seguir haciendo lo que le apetezca. Duroy descubrirá más tarde que esto incluye ser la amante del conde de Vaudrec.
 
 
Christina Ricci
(Santa Mónica, California, USA, 1980)
Hace el papel de Clotilde, la primera amante de Georges Duroy
 
El galán arribista comienza a descubrir que las esposas de los hombres poderosos en Francia son el vestíbulo para poder subir de clase social. Irá convirtiéndose en amante de mujeres influyentes hasta dar el braguetazo final, para lo cual no dudará en desprenderse de aquellas que ya han dejado de serle útiles. Un día descubre que a él también se la están jugando, que mientras él utiliza a las personas en beneficio propio, a su vez también él es utilizado y lo engañan.
 
 
Kristin Scott Thomas
(Cornualles, Inglaterra, 1960)
Consigue hacer creíble un papel muy difícil
 
Su venganza consistirá en divorciarse de la adúltera Madeleine Forestier, hundir la carrera del Ministro de Asuntos Exteriores, Monsieur  Laroche-Mathieu, amante de su mujer tras la muerte del conde de Vaudrec, y contraer matrimonio con la hija del propietario del periódico, Monsieur Walter, a cuya esposa Virginie había convertido en concubina para obtener de ella secretos de Estado que publicar después con firma propia. En definitiva, un enredo perfecto que desnuda la hipocresía y la codicia de la alta sociedad parisina de antes, ahora y siempre.
 
(Reseña escrita por Andrés González Déniz)
 
 
Otra película que viene a demostrar la cantera inagotable de actores anglosajones y que el mundo sería un lugar más triste si no fuera por el arte dramático inglés. Todos estamos en deuda con su cine