miércoles, 4 de diciembre de 2019

Calentaba sus pies en los escotes de sus esclavas


María Paulina Bonaparte
(Ajaccio, 1780 - Florencia, 1825)
(1806)
Robert Lefèvre
(Bayeux, 1755 - París, 1830)

PAULINA BONAPARTE

Perdí a mi marido
Charles Emmanuel Leclerc
en la isla de La Española
por culpa de las fiebres del vómito negro
en una expedición maldita
que diezmaba al ejército gálico.

Dos años más tarde
mi hijo Dermide moría también.
¿Cómo podré recuperarme
si ahora la vida carece para mí
por completo de interés?

El empleo que me encarga
mi hermano es poner todo el empeño
en matrimoniar con Camilo Borghese,
quien no me podía satisfacer
por ser un impotente.


"Venus Victrix"
(1805 - 1808)
(Escultura de Paulina Bonaparte como Venus victoriosa)
Antonio Canova
(Possagno, 1757 - Venecia, 1822)
(Galería Borghese en Roma)

A partir de entonces coleccioné amantes
y me solacé como una reina
utilizando a mis sirvientas
como reposapiés.

No se diga de mí que fui veleta.
Ayudé a Napoleón en Elba
y le escribí hasta el final.
De lo que he hecho no me arrepiento
ni cambiaré cómo actúo aquí en Florencia.

(Poema escrito por Andrés González Déniz)


"Paulina Borghese en el estudio de Antonio Canova"
Lorenzo Vallés
(Madrid, 1831 - Roma, 1910)
Pintor historicista

martes, 3 de diciembre de 2019

Caballero por la gracia de su Majestad Isabel I


Francis Drake
(Tavistock, Inglaterra, 1540 - Portobelo, Panamá, 1596)
Vicealmirante, corsario, explorador y traficante de esclavos
(Retrato de autor desconocido)
(National Portrait Gallery de Londres)

EL FINAL DE
SIR FRANCIS DRAKE

Cuando nací éramos tan pobres en mi familia
que vivíamos dentro de la herrumbre del casco
de un galeote encallado en el estuario
del Medway. Tuve demasiada suerte en mi vida

y por dos veces logré hacer la muerte esquiva:
una, en La Palma, cuando un proyectil lanzado
contra mí silbó entre mis piernas. El segundo caso
ocurrió en Puerto Rico: el obús pasó debajo



Joya entregada por Isabel I a Francis Drake
(1586)
(Victoria and Albert Museum de Londres)

cuando me levanté para brindar por las riquezas
que esperaba obtener del ataque. La peste
neumónica ha devastado a todas mis fuerzas

mucho más que la artillería. En Cabo Verde
la contrajeron mis hombres, y ahora las diarreas
de la disentería nublan mi mente con fiebres.

(Poema escrito por Andrés González Déniz)


Estatua en bronce de Sir Francis Drake en su ciudad natal
(1883)
Josef Erasmus Böhm
(Viena, 1834 - Londres, 1890)
Medallista y escultor de origen húngaro

lunes, 2 de diciembre de 2019

A quien pagaron los alemanes para rendir a Rusia


Vladímir Ilich Uliánov
("Lenin")
(Simbirsk, 1870 - Gorki, 1924)
Teórico político ruso

LENIN SE CONFIESA

Los precios de los alimentos necesarios
han aumentado más del doble
que el artificial incremento de los sueldos,
yendo a parar a los especuladores
el beneficio.

La revolución en el resto de países
no ha triunfado como eran mis propósitos.
No existe por ningún lado
esperanza ni rastro
de poderse construir un hombre nuevo.


"Lenin frente al instituto Smolny"
(1925)
Isaak Brodsky
(Sofiyivka, Ucrania, 1883 - San Petersburgo, 1939)
Pintor judeo-soviético del realismo socialista

Las masas populares,
muy al contrario de mis pensamientos,
he descubierto que estaban formadas
por un vil hatajo de perezosos.

La confiscación de tierras,
el latrocinio de propiedades privadas,
la incautación de todos los bancos,
ha generado tal resistencia
que sólo el exterminio sistemático
de personas logrará llevarlos a cabo.

Ordené el fusilamiento
de los sacerdotes sin juicio previo
para poder eliminar sujetos reaccionarios.

(Poema escrito por Andrés González Déniz)



Lenin arengando a las masas populares en la Plaza Roja de Moscú
(1919)

jueves, 28 de noviembre de 2019

Ocurrió en lo que conocemos hoy por Atapuerca


El hoyo de las osamentas en la sierra de Atapuerca
(Burgos)

LA SIMA DE LOS HUESOS
(Año 398.000 a. C.)

El hombre de Heidelberg
que cuidaba de un niño
enseñándole a tallar lascas de piedra
y lo protegía de los abusos de los demás,
ha regresado de una batida
con un bulto en la mejilla izquierda.

Le ha roto un diente
el bisonte que pretendía matar
con un hacha de sílex dándole golpes
en lo alto del testuz.


Homo Heidelbergensis

El flemón y la fiebre dan por seguro
una infección que acabará matándolo.
Su hijo está mudo de asombro cuando ve
que quien hace el papel de sacerdote
da paso a un ritual de canibalismo.

Con uñas y dientes,
los integrantes de la tribu
despedazan, mastican y engullen
al cazador que fue su padre.
Rechaza la carne que le ofrecen,
con una sonrisa sardónica,
los más ancianos.

Después suben el esqueleto sobrante
hasta un montículo, lo ofrecen al cielo
y lo arrojan por un profundo hoyo
que no cubren.

(Poema escrito por Andrés González Déniz)


Restos óseos humanos en una cueva de Atapuerca

miércoles, 27 de noviembre de 2019

El hombre victorioso de la guerra civil romana


Lucio Cornelio Sila Félix
(Roma, 138 a. C. - Puteoli, 78 a. C.)
Político y militar romano
(Gliptoteca de Múnich)

SILA EL RESTAURADOR

No capturé al voluble Yugurta
ni luché contra cimbrios y teutones
arriesgando mi vida por Roma para nada.
No vencí a los samnitas
ni sojuzgué, tras duras batallas,
a Pompeya y Atenas
con el fin de que hombres sin principios
se auparan al poder apelando a los pobres.

Los proscritos que ordené ejecutar
eran bribones de ralea zafia.
Yo recompuse el Senado
y amplié sus miembros.
Sagradas fueron las misiones
que me encomendaron los dioses.


"Mario vencedor sobre los cimbrios"
(1863)
Francesco Saverio Altamura
(Foggia, 1822- Nápoles, 1897)
(Museo Cívico de Foggia)
Lucio Cornelio Sila fue lugarteniente de Mario en esta lucha

El mismo Apolo Pitio, cuya efigie
robé del santuario délfico,
ha protegido mis grandes hazañas.
Mitrídates del Ponto se vio obligado
a firmar las paces tras ver en Orcómeno
la última derrota de sus aliados.

Pavimenté el Foro,
concedí tierras a los veteranos,
celebré un triunfo pleno
y me alejé del trono
tras embellecer el Capitolio.

(Poema escrito por Andrés González Déniz)


"La derrota de los cimbrios"
(1833)
Alexandre-Gabriel Decamps
(París, 1803 - Fontainebleau, 1860)
(Museo del Louvre)