sábado, 16 de diciembre de 2017

Porque la felicidad puede estar en las trivialidades

 
Lou Reed
(Lewis Allen Reed)
(Brooklyn, Nueva York, 1942 - Southampton, Nueva York, 2013)
Cantante, poeta, compositor, guitarrista e icono del rock and roll
 
NEW SENSATIONS
 
I don't like guilt, be it stoned or stupid,
drunk and disorderly, I ain't no cupid.
Two years ago today
I was arrested on Christmas Eve.
 
I don't want pain,
I want to walk, not be carried.
I don't want to give it up,
I want to stay married,
I ain't no dog tied to a parked car.
Oh, new sensations!
Talking about some new sensations.
 
I want the principles of a timeless muse.
I want to eradicate my negative views
and get rid of those people
who are always on a down.
 
It's easy enough to tell what is wrong,
but that's not what I want
to hear all night long.
Some people are like human tuinals.
Oh, new sensations!
Talking about some new sensations.
Talking a new sensations.
 
 
 
I took my GPZ out for a ride,
the engine felt good between
my thighs, the air felt cool,
it's was forty degrees outside.
I rode to Pennsylvania,
near the Delaware Gap.
Sometimes I got lost
and had to check the map.
I stopped at a roadside diner
for a burger and a coke.
 
There were some country folk
and some hunters inside,
somebody got themselves married
and somebody died.
I went to the juke box
and played a hillbilly song.
 
They was arguing about football
as I waved and went outside
and I headed for the mountains
feeling warm inside.
I love that GPZ so much,
you know that I could kiss her.
Oh, new sensations!
Talking about your new sensations.
 
(Canción compuesta e interpretada por Lou Reed en un álbum
con el mismo título publicado por el sello "RCA" en 1984)
 
 
Éste fue el decimotercer álbum en la carrera de Lou Reed
 
NUEVAS SENSACIONES
 
No me gusta el sentimiento de culpabilidad,
sentirme lapidado por reaccionario o estúpido,
desordenado o borracho. No soy un seductor.
Hace dos años fui arrestado en Nochebuena.
 
No quiero sentir dolor,
quiero caminar, no ser conducido.
No deseo renunciar, prefiero seguir casado,
aunque no soy un perro amarrado
con una correa a un coche estacionado.
¡Ah, frescas sensaciones!
Estoy hablando de mis recientes impresiones.
 
Adoro los principios del arte intemporal,
prefiero erradicar mis puntos de vista negativos
y deshacerme de la gente depresiva.
Es muy fácil indicar lo que está mal,
pero no es eso lo que quiero oír toda la noche.
Algunas personas son como somníferos humanos.
 
 
 
Subí a mi motocicleta favorita
para dar un paseo. El motor sonaba bien
entre mis piernas, la brisa era agradable
a pesar de los cuarenta grados de calor.
Fui hasta Pennsylvania, cerca de Delaware.
Algunas veces me pierdo
y tengo que consultar un mapa.
 
Me detuve en un restaurante de carretera
para comprar una hamburguesa y una “Coca-Cola”.
Había algunos paisanos y cazadores dentro,
algunos se habían casado y otros habían muerto.
Me dirigí a la máquina de discos
y puse una canción folclórica de allí.
 
Estaban hablando sobre fútbol
cuando me despedí. Tomé rumbo
hacia las montañas sintiéndome
apacible en mi interior.
Me apasiona esta moto hasta tal punto
que podría besarla como a un gran amor.
 
(Traducción de Andrés González Déniz)
 
 
Lou Reed en un estudio de grabación neoyorquino
mucho antes de que sus conciertos lo convirtieran en un mito

jueves, 14 de diciembre de 2017

El derrumbe del imperio que iba a durar siempre

 
Relieve del sarcófago "Grande Ludovisi" que refleja un enfrentamiento entre soldados romanos y alemanes (251/252 d. C.) hallado en 1621 junto a la Puerta Tiburtina que daba entrada a la ciudad eterna de Roma
(Museo Nacional Romano en el Palacio de Altemps)
 
LA CAÍDA
DEL
IMPERIO ROMANO
 
"A la muerte de Nerva, víctima de una neumonía, Marco Ulpio Trajano se encontraba en Colonia, en la Germania Superior. Debido a ello, no pudo dirigirse a Roma hasta finales del año 98 d. C."
 
"Trajano gobernó con mano de hierro y supo ganarse el apoyo del senado, el ejército y la plebe"
 
"El imperio romano alcanzó su máximo apogeo en el siglo II d. C. bajo el principado de Trajano"
 
"En época de Trajano la baja productividad, especialmente la agrícola, constituía un problema, los agri deserti, las tierra abandonadas, por eso deseaba practicar una política que tuviera como resultado una explosión de natalidad que dotara a los campos itálicos de mano de obra libre, así como de soldados"
 
"El orden senatorial, en lugar de invertir su fortuna en hacer que sus tierras fueran más productivas, prefería dilapidar ingentes cantidades de capital en aquello que pudiera otorgarles algo de popularidad, como los combates de gladiadores, de cara a progresar en su carrera política"
 
"Trajano llevó a cabo una política exterior agresiva que le llevó a conquistar la Dacia, es decir, las actuales Rumanía y Moldavia. Dominar la Dacia suponía disponer de una base avanzada en una región fronteriza sumamente inestable como era el caso del limes danubiano"
 
 
La columna de Trajano en primer término con el monumento dedicado al rey Vittorio Emanuele II (inaugurado en 1911) al fondo
 
"Con Adriano cesó la guerra ofensiva y entonces la principal fuente de obtención de nuevos esclavos desaparecería. La Dacia sería el último territorio conquistado por Roma dado que las incursiones por Armenia y Persia no lograron más que anexiones y pactos a corto plazo"
 
"A la muerte de Trajano por un accidente cerebro-vascular en agosto del año 117 d. C., su sobrino segundo Adriano se hallaba en Siria. El senador Avidio Nigrino estaba en Roma y trató de asaltar el poder en la capital. El prefecto del pretorio, Atiano, con el respaldo de la guardia pretoriana abortó la conjura y los rebeldes fueron ejecutados con carácter sumario"
 
"Adriano entraría finalmente en Roma hacia junio del año 118 d. C., no sin antes haber tenido que acudir al limes danubiano para frenar las acometidas de los sármatas yázigos"
 
"La tendencia era que la propiedad de la tierra se fuera acumulando progresivamente en manos de unos pocos, los más ricos, puesto que los colonos las cedían a los poderosos terratenientes para lograr desprenderse así de las gravosas cargas impositivas"
 
"En las guarniciones de las fronteras se optó por un reclutamiento regional de soldados que lucharían sin dudarlo por la tierra en la que habían nacido, lo que condujo a que cada vez más hubiera un elevado número de tropas auxiliares extranjeras"
 
"Adriano ordenaría construir un templo dedicado a Júpiter justo en el solar que había ocupado el templo de Salomón destruido en el año 70 d. C."
 
 
Marco Ulpio Trajano
(Marcus Ulpius Traianus)
(Itálica, 53 d. C. - Selinunte, 117 d. C.)
Busto marmóreo con la corona cívica sobre la cabeza, la correa o cinturón de la espada cruzándole el tórax y la égida de Júpiter (símbolo del poder divino como "pontifex maximus") en el hombro izquierdo
(98 - 117 d. C.)
(Gliptoteca de Múnich)
 
"Adriano llegaría a ejecutar a varios senadores y personajes influyentes, entre los que se encontraba su propio cuñado, Julio Urso Serviano, quien pretendía el trono para sí"
 
"Faustina la Mayor, esposa de Antonino Pío, fue divinizada a su muerte y en su honor se creó una institución caritativa de ayuda a las muchachas romanas más desfavorecidas"
 
"Antonino Pío únicamente realizaría inversiones de cierta envergadura en la construcción de calzadas"
 
"A causa del abandono de los campos de cultivo y la emigración de los agricultores a las ciudades, los ricos, que cada vez eran más ricos, y los pobres, que cada vez eran más pobres, se conocían en el imperio como honestiores y humiliores"
 
"Durante el imperio de Antonino solamente se registrarían algunos enfrentamientos contra los britanos"
 
"La designación de Lucio Vero como emperador asociado de Marco Aurelio constituye la primera ocasión en la que el poder imperial será colegiado"
 
"Más peligroso que el enemigo exterior bárbaro eran los enemigos internos ávidos de poder"
 
"El colonato era mano de obra libre pero dependiente"
 
 
El Puente de Alcántara sobre el río Tajo en Cáceres
construido en tiempos de Trajano, emperador de origen hispano
(104 - 106 d. C.)
 
"El caro mantenimiento de un esclavo llegó a convertirse en un prohibitivo lujo. A los esclavos adultos había que alimentarlos durante todo el año, incluso en los numerosos períodos en los que no había labores agrícolas que realizar"
 
"En época de Trajano las urbes estaban superpobladas, atestadas de gente improductiva que se dedicaba a parasitar al Estado o a los ciudadanos adinerados y a pasar el tiempo asistiendo a los espectáculos públicos que se les ofrecían de manera gratuita"
 
"A mayor cosecha se pagaban más impuestos"
 
"El limes danubiano sufriría varios ataques que se iniciarán en el año 166 d. C., con incursiones que ponían en riesgo a las provincias romanas de Recia, el Nórico, Panonia y Dacia a lo largo, de oeste a este, del río Danubio en su recorrido por el sur de la actual Alemania, Austria, Eslovaquia, Hungría y Rumanía"
 
"Las migraciones de unas tribus empujaron a otras y éstas últimas repetirían el proceso con una tercera, hasta que algunas de ellas se vieron forzadas a atravesar el limes"
 
"En el año 167 d. C. el rey de los marcomanos, Balomar, sintiéndose en una posición de fuerza, lideraría una gran alianza entre su pueblo, los cuados y los yázigos. Debido a ello, la frontera del río Danubio sufriría el ataque de estas hordas con resultados funestos"
 
"Por estas fechas, además, la peste causaba estragos entre las filas romanas acantonadas en Aquileya"
 
"En el año 170 d. C. dacios, costobocos y roxolanos romperían de nuevo la misma frontera y entrarían esta vez en Macedonia y Grecia"
 
(Fragmentos extraídos de Barreras Martínez, David y Durán Gómez, Cristina: Breve historia de la caída del imperio romano, Madrid, Ediciones Nowtilus, 2017, pp. 364, pvp: 16'30 euros)
 
 
Foro Imperial de Trajano en Roma
edificado con el botín ganado en la Dacia
por el arquitecto Apolodoro de Damasco
(107 - 112 d. C.)

martes, 12 de diciembre de 2017

De un poeta virtuosista, parnasiano y decadente

 
Julio Aumente Martínez-Rücker
(Córdoba, Andalucía, 1921 - 2006)
Poeta
 
SONETO AL DESCENDIMIENTO
 
Dura amatista, claros cuarzos fríos,
topacios como tigres sosegados,
muerto rubí de rayos apagados
que turbia luz desata en rojos ríos.
 
Verdes berilos, ópalos sombríos
derramen su fulgor en tus costados.
Y a tus dulces cabellos desatados
ciñan corona los suspiros míos.
 
Apresten para ungir su puro aliento
ánforas griegas, vasos de alabastro,
sutil perfume que aprisione el viento.
 
Desciende el cuerpo, muerto, en lento vuelo
—breve carne mortal—, que en llanto besan
manos de amor y sábanas de hielo.
 
 
 
Julio Aumente (a la izquierda de la imagen) con el poeta Pablo García Baena (Córdoba, 1923) y el pintor Miguel del Moral (Córdoba, 1917 - 1998), los tres pertenecientes al grupo artístico "Cántico"
 
NADIE OTORGA...
 
Pide al invierno que florezca
de repente entre su nieve,
pide al hermano que deje cegar a su hermano,
a una celda vacía la tristeza del prisionero,
pide al pájaro que no cante.
 
Pide a un árbol seco su agua,
pide a la raíz su amor a la tierra,
pide a las nubes sus suspendidos diamantes,
intenta arrebatar su cuerda al suicida.
 
Pide a la tormenta sus terrores,
su cárdena luz al relámpago,
pide al mar su difusa esmeralda,
pide al cielo sus disueltos zafiros.
 
Al desierto sus huesos o su amarilla arena,
al moribundo que no invoque a su Dios,
a un tigre que renuncie a su presa,
al cardenal que pisotee su púrpura.
 
Pide al amigo, al hermano, a los amantes
la voz de sus gargantas o que sellen sus labios,
pide un ácido sobre sus ojos
y que nunca puedan ver más la hermosura.
 
Pide al cielo y a la tierra. Pide en vano.
Sólo oirás tu voz. Nadie otorga sino silencio.
 
 
Julio Aumente en el invierno de sus últimos años
 
BERGAMASQUE
 
Nunca creí que existieses, belleza tal,
ciudad no imaginada al remontar de una colina,
hallada de súbito como en espacios distintos
donde llegaras, vuelta atrás, por el túnel del tiempo.
 
Las esclusas del cielo se vierten y no cesan
—apretadas columnas de agua
chapoteando en las losas,
grandes losas rosadas de mármoles—,
azotando los flancos sedosos de los leones
de piedra anaranjada, pasantes
en la Piazza del Duomo de Bérgamo.
 
Villa soñada en los frescos de un primitivo, imaginas
amuralladas torres ornadas de gallardetes,
lanzas o paveses, cabe el discurrir sosegado
del patricio con los pajes o edecanes de su compañía.
 
Lástima de aquellas estancias de altas bóvedas
barrocas de cortinajes adamascados y deshechos;
a través de los cristales y su vaho plateado
el verdor del jardín se trasluce
tras el tapiz de la lluvia.
 
Lástima de aquellas tardes de larga tensión crispada
—silencios cargados de oprobiosos presagios—,
donde Lady Eduarda con su torpe frialdad
despreciara al amante,
que absorto con miradas la solicita,
pesando más sobre la tosquedad
el encanto de su hermosura.
 
Ente sinuoso de exquisita apariencia
—tal vez si no hablase lo adorarías—.
Los desbordados ríos debieron llevarte entonces
desapareciendo inmortal,
tal la reina de las espumas.
 
Lluvia monótona, silente, bergamasque suite
tejida en largas músicas en el Palazzo Ducale...
 
Nunca volveré a verte,
irreal ciudad desvaída,
belleza autumnal, muerte,
sobre los leones de piedra.
 
 
La Piazza Vecchia de Bérgamo
 
LA VITA NON À SENSO
 
De azul desvaído, casi violeta, eran sus ojos,
ausente y fija te miraba como a extraño,
deshilachado el rubio cabello escaso ya,
hundidas sus cuencas en líquido fulgor.
 
Ahora, la recuerdo como una sombra huyente
errando por el caserío silencioso,
por los oscuros rincones,
subiendo pino escalón fatigoso y largo
que hacia el solitario desván conduce.
 
Allí permanecía horas y horas, tal en su reino.
Extensa sala repleta de cofres cerrados,
sillones de peluche,
altos tocadores de espejos girantes,
familiares retratos olvidados y polvorientos.
 
Era la abuela de mi materno abuelo ya difunto,
Princesa Camerino y de Macchia
en el Reyno de Nápoles;
ahora ya no, sino un espectro,
aún entre los suyos
—su hija había muerto de veinte años—.
 
Tiempos después visité su país adorable,
curioso anhelo por revivir su memoria.
Preguntando por el Palazzo Camerino,
de repente, entre empedradas callejas,
ante él me encontré.
 
Estaba en pie, partidas las altas estancias,
sus inmensos salones, en pequeños pisos, divididos.
Artesonados de oro, los pintados techos,
Dianas y Adonis, cortados en dos
por la cal y la mugre de los tabiques.
 
Dobles galerías, pretiles calados
sobre el patio de carruajes,
flanqueando a la calle por enorme portalón,
maderas y bronces en otros días lucientes,
ornados con las armas y pretenciosos escudos.
 
 
Palacio Ducal de la ciudad de Camerino donde hoy se ubica su universidad
 
Abuela Camerino, ya no habitan
el palazzo tus padres o los parientes obsequiosos,
ni la bullente multitud de niños, figli o nepoti,
vestidos de seda rizada y ensortijadas cabelleras...
 
Ya no sonríes al postillón, al descender vana y joven
de la áurea carroza, en el patio de gruesas guijas,
donde el estribo te sostiene el empolvado lacayo
—ligera y gentil subes
la ancha y marmórea escalera—.
 
Tal fuera mejor lo que ocurrió; dejaste Nápoles.
Varada en Córdoba, entre el ciprés y el azahar,
mar cruel te arrebató el amor, y la tierra, a tu hija,
casi al mismo tiempo.
Te encontraste como un árbol desnudo.
 
Lejos quedaba asaltado por los hoy sus dueños,
el palacio paterno, asolado, de paredes leprosas,
añorado jardín cerrado de altos muros,
donde, en fuentes de mármol, rientes,
hilabas tus deseos.
 
Por entonces ya eras el huésped raro
—aún entre seres de tu sangre, "la extranjera"—.
Sola entre cuerpos próximos,
terrible y ausente mirada,
hermoso pájaro reducido a vivir
en jaula demasiado pequeña.
 
Un día nos dijeron —después de peinarnos—:
"La abuela Camerino ha muerto;
pasad a despediros".
Entramos en tu cámara,
sin emoción y con los ojos secos,
descarnada crueldad de la infancia indiferente.
 
Tendida, como pluma leve, casi polvo indeciso,
irreal tu cuerpo se hallaba.
Una sonrisa gris, desconocida, apenas en tu rostro,
paz y dicha aquella que siempre se te negó,
a ti volvió entonces, florecido milagro,
Myosotis de tus ojos, como cuando me decías, silente,
 
Caro Giulio, la vita non à senso...
 
 
Nápoles
 
RENDEZ-VOUS
 
Todos los días te veo, me miras de soslayo.
Con los libros al brazo, vas con tus compañías;
te sacudes la lluvia del mojado cabello
y entramos en tropel al caliente autobús.
 
Nos empujan, nos llevan a un rincón, el más cálido,
rodeados de paraguas húmedos o de abrigos;
sin hablar, sonreímos. Bajo la gabardina
busco hallar tu caliente mano en mi mano fría.
 
Tu hermosura la gritan todos tus camaradas,
no lo saben por qué, mas repiten tu nombre.
Belleza llega a todos de maneras distintas,
nadie es inmune a su absorbente encanto.
 
Tu pierna, con mi cuerpo, y tu cintura, oprimo;
la espalda, muelle y dulce, en mí va reclinada.
Cuatro manos aleves buscan placer secreto,
delicia en el vaivén de los transportes públicos.
 
 
Autobús madrileño de 1962
 
VIOLACIÓN
DEL OBISPO DE FANO
 
Violeta son sus ojos, violetas sus vestidos
y violeta sombríos los fatigados cercos
de sus ojeras, tanto cabalgó
para llegar al alba a su palacio,
el joven, apenas consagrado obispo de Fano.
 
Se aguarda en la antecámara, ruido de espuelas,
charlas de cortesanos aún cubiertos de polvo.
Se espera al Valentino, César,
hijo de Alejandro, Sexto Pontífice
—el Toro Borgia sobre la silla de San Pedro—.
 
Gonfaloniero del Ejército del Papado,
su ambición es terrible y también su lujuria.
Piafan los caballos en el patio de piedras,
las trompetas ya claman su estridor y sonar.
 
Cubierto de joyas, tierra, sudor y sedas,
entra el Valentino, hinca su rodilla
y besa reverente la mano de Monseñor.
Puesto en pie, apenas, lo apresa
mordiendo la asombrada boca grana,
la aprieta y rasga con estertor de lobo;
 
le desgarra las ropas a puñados y con puñal al cuello
lo reduce. A la vista de todos, pasivos en su horror,
viola al joven obispo mientras
a dentelladas marca su cuerpo.
 
Después, sin palabras, vuelve la espalda y sale.
Tendido queda y sollozante el juvenil despojo.
 
Meses poco después, de vergüenza —y de sífilis—
muere el joven obispo de edad de veinte años.
 
[Poemas extraídos de Aumente, Julio: Bellezas y arpías (Antología poética), Sevilla, Editorial Renacimiento, 2017, 1ª edición, (selección y prólogo de Luis Antonio de Villena), pp. 215, pvp: 11'44 euros]
 
 
El diseño de la cubierta es de Marie-Christine del Castillo

miércoles, 6 de diciembre de 2017

Tenía la obligación de ser eternamente joven

 
Johnny Hallyday
(Jean-Philippe Léo Smet)
(París, 1943 - Marnes-la-Coquette, 2017)
Cantante, compositor y actor
 
LA MUSIQUE QUE J’AIME
 
Toute la musique que j'aime
 elle vient de là elle vient du blues.
Les mots ne sont jamais les mêmes
pour exprimer ce qu'est le blues.
 
J'y mets mes joies,
j'y mets mes peines,
et tout ça ça devient le blues.
Je le chante autant que je l'aime
et je le chanterai toujours.
 
 
Siempre se le consideró una especie de Elvis Presley francófono
 
Il y a longtemps sur des guitares
des mains noires lui donnaient le jour
pour chanter les peines et les espoirs,
pour chanter Dieu et puis l'amour.
 
La musique vivra tant que vivra le blues.
 
Le blues ça veut dire que je t'aime
et que j'ai mal à en crever.
Je pleure mais je chante quand même
c'est ma prière pour te garder.
Toute la musique que j'aime…
 
(Canción compuesta por Michel Mallory y Johnny Hallyday e interpretada por este último en el álbum “Insolitudes” de 1973)
 
 
Este disco supuso el decimosexto álbum de estudio en su carrera
 
LA MÚSICA QUE ADORO
 
Toda la música que amo
viene de allí, viene del blues.
Las palabras nunca son las mismas
para expresar el dolor que hay en el blues.
 
Encuentro alegría en esos acordes,
así como también mis aflicciones,
y todo junto se convierte en blues.
Lo canto tanto porque me gusta
y lo cantaré mientras viva.
 
 
Su éxito se cimentó sobre versiones francesas de rock
inglés que publicó en un disco recopilatorio en 1962
 
Hace mucho tiempo las guitarras
tocadas por manos de hombres negros
encontraron la forma idónea
de cantar las penas y las ilusiones,
la esperanza en Dios y el amor.
 
Habrá música mientras exista el blues.
 
Sus baladas quieren decirte que te quiero
y que me duele tener que morir.
Lloro, pero todavía canto.
El blues es mi oración
para tenerte siempre presente aquí.
Por eso el blues es la música que más amo.
 
(Traducción de Andrés González Déniz)
 
 
Johnny Hallyday
(1943 - 2017)
Tras una carrera musical de más de cincuenta años deja interpretaciones memorables de clásicos del rock como "La casa del sol naciente" ("Le penitencier"), o de música clásica como "Ave María" (en italiano con acordes de "Stand by me"), y temas propios como "Ma gueule"