martes, 3 de agosto de 2010

El paraíso lacustre en la Tierra es de agua dulce


Limone sul Garda

El lago de los cisnes

GARDA

Allí donde el río Sarca desemboca y fluye
para formar un lago que Virgilio llamó marino,
da comienzo un capricho milagroso del destino
que el viajero al bajar desde los Alpes descubre.


Torbole

Anfiteatro acuático de un glaciar derretido
que vigila el Monte Baldo cercano a las nubes.
Espejo de cerúlea faz con que el cielo lo cubre
entre la Padania y los Dolomitas coralinos.


Panorámica desde el Monte Baldo

Formado en el periodo del Plioceno hace cinco
millones de años, circundado por suaves colinas
morrénicas nacidas de piedra y barro, el Mincio


Riva del Garda

lo desahoga en un pequeño pueblo a la orilla
de redes de pesca y barcas. Su recuerdo lo acaricio
como los cuatro vientos que lo excitan y remansan.


Trattoria al Porticciolo
(Sirmione)

2 comentarios:

  1. Que bonito paisaje, hermoso lugar.

    ResponderEliminar
  2. Buenas tardes Andres y "deliciosa" familia, tengo muy buenos recuerdos del Lago Garda con sus 300km, estuve trabajando y aprendiendo de manera intermitente durante los quince años que trabaje para una de las empresas del grupo de Berlusconi, nada que objetar y mucho que agradecer y respetar.
    Italia siempre es un paraiso y con los seres queridos un gran placer.
    ¡Felices vacaciones!
    Una mujer

    ResponderEliminar