jueves, 17 de septiembre de 2009

El satírico mordaz que flagelaba al socialismo


Jaime Campmany y Díez de Revenga

(Murcia, 1925 - Madrid, 2005)



EL ESTADO ESPAÑOL

Parece claro que Rodríguez Zapatero ha puesto en su Gobierno a José Bono para que de vez en cuando pronuncie la palabra «patria». Por ejemplo, Franco tenía siempre en sus gobiernos a un ministro falangista que hablaba de «la revolución pendiente». Felipe González tenía a Alfonso Guerra para que le organizara el «OTAN, de entrada NO» y a Matilde Fernández para convencer a los españolitos y españolitas a poner y ponerse el preservativo. A Rosa Conde la tenía para el negociado de los verbos irregulares. Y José María Aznar tenía a Rodrigo Rato para que se forraran Polanco y Villalonga, y para que Miguel Blesa cazara el oso del escudo de Madrid, incluso el que se comió a don Favila.

«Anda, Pepe -le dirá Zapatero a Bono- di dos veces «patria», que se me está encampanando el tripartito». Entonces, llega Bono y dice dos veces «patria», y a los compañeros de viaje de Zapatero les da la alferecía y se ponen a temblar como si tuvieran la perlesía y a bailar con el baile de San Vito. Durán i Lleida, que es muy fino aunque un tanto cursi, no dice patria, ni España ni nada de eso, sino «los pueblos del Estado español». Los soldados que vuelven de Iraq no vuelven a España, que vuelven al Estado español, y quizá por eso no vienen desfilando victoriosos sino llorando por los telediarios.

Ha hecho muy bien Zapatero en traérselos, que a lo mejor moría alguno y es muy triste y ridículo morir por el Estado español. Me acuerdo ahora de una anécdota de Agustín de Foxá políticamente incorrecta, de una incorrección política absoluta y vergonzosa. Pronunciaba Foxá un discurso en un teatro de Chile durante los años del franquismo. «El español es el último hombre sobre la tierra capaz de morir por el honor», enfatizaba el orador. «Aquí, en Chile, morimos por la democracia», le interrumpió un espectador. Apostilló Foxá: «Eso es lo mismo que morir por el sistema métrico decimal». Bueno, pues morir, no por España, sino por el Estado español, debe dar la impresión de que muere uno por el trópico de Capricornio o por el Océano Glacial Ártico. Yo tengo la vieja idea de que por la patria se muere, y por el Estado se cotiza.

(Extracto de un artículo publicado en "ABC" el 22 de abril de 2004)

ROMANCE DE FILESA

(FRAGMENTO)

Los sociatas tienen vacas, mas no vacas cualesquiera.
Si una se llama Rumasa, otra se llama Malesa,
Time Export y Viajes Ceres y otras muchas a docenas,
pero la más generosa, la más dulce, la más tierna,
la vaca más divertida que hay en toda la pradera
es esa vaca rosada conocida por Filesa.

Esa vaca da una leche que hasta en Suiza la celebran,
y por eso los lecheros se la llevan a Ginebra.
No hay que temer que estas vacas caigan de algún modo enfermas,
pues están inmunizadas contra cualquier emergencia,
y gozan de un buen seguro contra el Tribunal de Cuentas.

Las finanzas del partido de esas ubres se alimentan,
y ya saben los lectores lo que estos chicos ingenian
cuando se trata de echar monis a la faltriquera.
La vaca, vaquita, vaca, a todos les alimenta
y han de alimentar la vaca para que no se les muera.

Hay que aguzar el ingenio, calentarse la mollera,
hacerse los sesos agua y buscar una manera
de tener la vaca gorda y bien henchidas las tetas,
que cien años de honradez dejan delgado a cualquiera,
y ya se sabe que el hambre aguza la inteligencia.


3 comentarios:

  1. Ay, monsieur, que penita, que ya no se cómo llamar a mi pais, y al final va a resultar que ni siquiera es mi pais, o por lo menos mi nacion. Que ya no se ni que pasaporte tengo o cuál deberia tener.
    Si es que lo que no nos pase a nosotros...
    Cuando no tenemos problemas, los inventamos. Lo malo es que cuando sí que los tenemos... los seguimos inventando.

    Bisous, monsieur, feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  2. Buenos dias Andres, cuanto tiempo jaja.
    Me dio por entrar en tu blog despues de mucho tiempo sin conexion a internet y mirando tus entradas me encuentro con esto, la gran mentira del socialismo Español.
    Pero claro,con 4,5 millones de parados,¿quien soy yo para criticarlos? porque como son ``progres´´ ya por criticarlos me llaman facha, franquista,...y te terminan hablando de la guerra de Irak, cuando en Afganistán, por mucha OTAN, mucho Obama y mucha Chacón(que se piensa que el conflicto es un videojuego de la guerra del Vietnam).Eso es otra guerra cualquiera, pero aqui no nos enteramos ni del 0.7%, en fin...Espero que el estado Español vuelva a ser España como hace doce,u ocho años.
    Y podamos quitarnos esta LACRA socialista que tenemos encima.
    Saludos y buena suerte.
    Pedro Quintana, su ex alumno.

    ResponderEliminar