miércoles, 22 de diciembre de 2010

De aquel poeta que se buscaba entre recuerdos


Carlos Drummond de Andrade
(Minas Gerais, 1902 - Río de Janeiro, 1987)

CONFISSAO

Nao amei bastante meu semelhante,
nao catei o verme nem curei a sarna.
Só proferi algumas palavras,
melodiosas, tarde, ao voltar da festa.

Dei sem dar e beijei sem beijo.
(Cegoé talvez quem esconde os olhos
embaixo do catre). E na meia-luz
tesouros fanam-se, os mais excelentes.

Do que restou, como compor un homem
e tudo que ele implica de suave,
de concordâncias vegetais, murmúrios
de riso, entrega, amor e piedade?

Nao amei bastante sequer a mim mesmo,
contado próximo. Nao amei ninguém.
Salvo aquele pássaro -vinha azul e doido-
que se esfacelou na asa do aviao.


El poeta en su casa de la calle Joaquim Nabuco de Río de Janeiro en 1951

CONFESIÓN

No amé bastante a mis semejantes,
no cogí gusanos ni curé la sarna.
Tan sólo proferí algunas palabras,
melodiosas, tarde, al volver de las fiestas.

Di sin dar y besé sin besos.
(Ciego es quizás quien esconde los ojos
bajo el catre). Y en la media luz
se mustian los tesoros, los mejores.

De lo que quedó, ¿cómo componer un hombre
y todo lo que implica él de suave,
de concordancias vegetales, murmullos
de risas, entrega, piedad y amor?

No amé bastante, ni siquiera a mí mismo,
tan próximo. No amé a nadie.
Salvo a aquél pájaro -iba azul y loco-
que se desintegró en el ala del avión.



DESTRUIÇAO

Os amantes se amam cruelmente
e com se amarem tanto nao se vêem.
Um se beija no outro, refletido.
Dois amantes que sao? Dois inimigos.

Amantes sao meninos estragados
pelo mimo de amar: e nao percebem
quanto se pulverizam no enlaçar-se,
e como o que era mundo volve a nada.

Nada, ninguém. Amor, puro fantasma
que os passeia de leve, assim a cobra
se imprime na lembrança de seu trilho.

E eles quedam mordidos para sempre.
deizaram de existir, mas o existido
continua a doer eternamente.



DESTRUCCIÓN

Los amantes se aman cruelmente
y con tanto amarse no se ven.
Uno se besa en el otro, reflejado.
¿Dos amantes qué son? Dos enemigos.

Los amantes son niños estropeados
por el mimo de amar; y no piensan
cuánto se pulverizan en el unirse
y cómo lo que era mundo vuelve a nada.

Nada, nadie. Amor, puro fantasma
que levemente los lleva, como la serpiente
se imprime en el recuerdo de su rastro.

Y quedan mordidos para siempre.
Dejan de existir, pero lo existido
continúa doliendo eternamente.



CONCLUSAO

Os impactos de amor nao sao poesia
(tentaram ser: aspiraçao noturna).
A memória infantil e o outono pobre
vazam no verso de nossa urna diurna.

Que é poesia, o belo? Nao é poesia,
e o que nao é poesia nao tem fala.
Nem o mistério em si nem velhos nomes
poesia sao: coxa, fúria, cabala.

Entao, desanimamos. Adeus, tudo!
A mala pronta, o corpo desprendido,
resta a alegria de estar só, e mudo.

De que se formam nossos poemas? Onde?
Que sonho envenenado lhes responde,
se o poeta é un ressentido, e o mais sao nuvens?


El poeta inmortalizado en bronce

CONCLUSIÓN

Los impactos de amor no son poesía
(lo intentaron ser: aspiración nocturna).
La memoria infantil y el otoño pobre
vierten en el verso de nuestra urna diurna.

¿Qué es poesía, lo bello? No es poesía,
y lo que no es poesía no tiene palabra.
Ni el misterio en sí, ni viejos nombres
son poesía: muslo, furia, cábala.

Entonces nos desanimamos. ¡Adiós a todo!
La maleta a punto, el cuerpo desprendido,
queda la alegría de estar solo, y mudo.

¿De qué se componen nuestros poemas? ¿Dónde?
¿Qué sueño envenenado les responde
si el poeta es un resentido y lo demás son nubes?



RETRATO DE UMA CIDADE

Tem nome de rio esta cidade
onde brincam os rios de esconder.
Cidade feita de montanha
em casamento indissolúvel
com o mar. Aqui amanhece
como en qualquer parte do mundo
mas vibra o sentimiento
de que as cosas se amaram durante a noite.

* * *

Anoitece no Rio. A noite é luz sonhando.

RETRATO DE UNA CIUDAD

Tiene nombre de río esta ciudad
donde juegan los ríos que se esconden.
Ciudad formada de montañas
en matrimonio indisoluble
con el mar. Aquí amanece
como en cualquier parte del mundo
pero vibra el sentimiento
de que las cosas se amaron durante la noche.

* * *

Anochece en Río. La noche es luz que sueña.


Cristo redentor en el cerro del Corcovado
Escultura de Paul-Maximilien Landowski
(París, 1875 - Boulogne-Billancourt, 1961)
Fue inaugurada en 1931 para conmemorar el centenario de la independencia de Brasil

O MUNDO É GRANDE

O mundo é grande e cabe
nesta janela sobre o mar.
O mar é grande e cabe
na cama e no colchao de amar.
O amor é grande e cabe
no breve espaço de beijar.

EL MUNDO ES GRANDE

El mundo es grande y cabe
en esta ventana sobre el mar.
El mar es grande y cabe
en la cama y en el colchón de amar.
El amor es grande y cabe
en el breve espacio de besar.

QUALQUER TEMPO

Qualquer tempo é tempo.
A hora mesma da morte
é hora de nascer.

CUALQUIER TIEMPO

Cualquier tiempo es tiempo.
La propia hora de la muerte
es hora de nacer.

[Composiciones y fragmentos del poeta brasileño Carlos Drummond de Andrade traducidos por Pablo del Barco (Burgos, 1943) en el libro: Itabira, (Antología), Madrid, Visor, 1990, 1ª ed., pp. 325]


La estatua del escritor se encuentra en la playa carioca de Copacabana

1 comentario:

  1. Un descubrimiento feliz. Gracias Daniel.

    Te deseo felicidad.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar