domingo, 5 de marzo de 2017

Los poemas diseminados de un dramaturgo

 
Henrik Ibsen
(Skien, 1828 - 1906, Oslo)
Autor teatral y poeta retratado por
Ole Henrik Benedictus Olrik
(Copenhague, Dinamarca, 1830 - 1890)
Pintor y escultor
 
PLANES DE EDIFICACIÓN
 
Tan vivo lo recuerdo cual si hoy pasado hubiese,
el día en que en un periódico vi mi primer poema.
En mi cuarto alquilado yo fumaba tranquilo,
cigarro en mano, en sueños de placidez sumido.
 
"Haré un castillo aéreo que en todo el norte luzca,
dos alas tendrá: grande la una, pequeña la otra.
Habitará la grande un poeta inmortal
y en la otra una doncella me servirá a la mesa".
 
Yo encontraba en mi plan una hermosa harmonía;
lástima que surgieran luego en él contratiempos.
Al madurar su dueño, vio el castillo ridículo:
chica era el ala grande, la pequeña hizo ruina.
 
 
 
UNA ESTROFA
 
Vivir es pelear con brujos
en la cordial y mental bóveda.
Crear es conservar la espada
de Damocles sobre uno mismo.
 
 
Estatua de Henrik Ibsen frente al Teatro Nacional de Oslo
(1899)
Stephan Abel Sinding
(Trondheim, Noruega, 1846 - París, Francia, 1922)
Escultor
 
EN LA PINACOTECA
(FRAGMENTOS)
 
Recuerda bien: en el solar del arte
la forma es lo único que tiene rango;
si has de juzgar la escala del escalda,
no oigas lo que canta, sino cómo.
 
Lo que el artista piensa nada dice,
deja que la idea siga su camino;
de poco sirve que se anhele el cielo
si no se vuela con robustas alas.
 
 

Residencia de la ciudad noruega de Grimstad donde Henrik Ibsen
vivió entre 1843 y 1847 y escribió su primer drama titulado "Catalina"
 
El arte, ved, es vientre de avestruz
que todo lo digiere: hasta el granito,
con col cebarlo puedes y con gachas
cuanto con áureo fruto del edén.
 
*     *     *
 
¡Qué no digerirá un corazón poético!
¡Ay! ¡Qué tormento aqueja al ojo lírico:
tener que ver con críticos quevedos!
 
 
 
Y días pasaron y pasaron años,
y yo me sentía consagrado al arte,
y mi ilusorio sueño terminó;
en el desván está mi caballete.
 
*     *     *
 
¿Es mía acaso esfera más altiva
donde más libres siéntanse mis fuerzas?
No, mi afán sólo es pompa de jabón.
 
Y la honda poesía mero espejismo,
peones sueltos, harapos de figuras
cuya junción inunda mi talante.
 
*     *     *
 
¿Y con qué mi escasez mitigar puedo?
Un trozo de recuerdo, una hoja ajada,
y esto es todo: ¡he aquí el lucro de la vida!
 
(Poemas de Henrik Ibsen traducidos al español por Jesús Pardo)
 
 
[Ibsen, Henrik: Poesía completa, (título original: Digte), Barcelona, Losada, 2016, 1ª edición, (colección "Aniversario" basada en una edición bonaerense de 2004), (traducción, nota preliminar y notas a pie de página de Jesús Pardo), pp. 231, pvp: 9'62 euros]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada