viernes, 4 de diciembre de 2009

El poeta de la visión tierna y la crítica corrosiva


Jordi Virallonga
(Barcelona, 1955)

VOLVER A POR EL PAN

De estas palabras sólo recordarás mis ojos,
una invasión suicida perdida de antemano,
y aquel antojo vano que llevas en el pelo
y cuentas por la tarde, lista para morir.

Sabías que la vida consiste en levantarse,
salir a por las calles en busca de argumentos;
sabías que la vida es un asunto absurdo
y que no es tan terrible haber vivido así.

De muchos días breves con barrios que son años,
de tanto haber mentido, a veces por vivir,
nos queda este silencio, aquello que no fuimos;
la muerte no puede llevarse nada más.

Te quise como se ama un origen devastado,
como un barco girando cien días en los charcos,
te quise como quiso el niño su grandeza;
ahora sólo quiero volver a por el pan.


De todos nuestros ojos me queda la palabra,
la imagen en mis ojos que de ti apresarás.
Nos hemos terminado y aún andamos juntos;
hablemos, aún nos puede tentar la claridad.
Aquello que no fuimos, jamás ya no será;
eternos en aquello que sólo imaginamos
de todos nuestros ojos nos queda este pasado
y algún al fin y al cabo y te fuiste y nada más.


"Romantic embrace"
(Abrazo romántico)
Brent Heighton


PADRE DIVORCIADO

Mira, padre, no te enfades,
que tienes un montón de trabajo,
que ahora estás muy solo y triste,
que el teléfono no para de sonar
y que por cualquier cosa lloras
y nos gritas y dices que salgamos
para no molestarte.

Llevas más de un año así,
pero como nos bañamos y vestimos,
te acompañamos al mercado,
te abrazamos e intentamos ser alegres
y que tengas siempre limpio el cenicero,
estás seguro de que todo marcha bien
y de que ella sólo a ti te hacía falta.

Mira, no te enfades,
pero necesito saber que aún nos quieres,
que no es cierto lo que dicen de nosotros
y mi hermano un cuaderno de espiral para el colegio.
No te enfades si te digo todo esto,
pero ni te has fijado en que ya sé escribir
ni en que hace cinco dientes que no pasa el ratón Pérez.



LOS PRÁCTICOS
(FRAGMENTO)

Son divinos, simpáticos, flamantes,
polis sin sueldo, curas sin sotana,
simpáticos, escépticos con clase
que no beben ni fuman, se divorcian
o no, y se hacen ex de todo lo de antes;
pueden fletar deseos, no soñarlos,
infames que no pasan por infames,
porque la vida es dura y ellos son
aquellos que nos la hacen agradable.

Errantes, bellos, nómadas de playa,
felices, fatigados laborables,
azules fascinantes, nobles de alma,
princesas sin principios pero llenas
de finales, princesas con principios
de grandes almacenes, sin fisuras;
son todos compañeros de camino,
son los héroes que esperan recompensa
pues la vida les debe un buen destino.

Ya no gritan Dios, Rey, Patria, Familia,
su coraje temático y garrido
es de naturaleza parecida
en todos ellos, seres competitivos,
pues son al fin y al cabo adversarios,
no mucho, hipotéticos amigos,
presuntamente amantes, padres, hijos,
continúan la especie, son como antes,
quizá mejores, oyen, hablan, dicen
y dicen, hablativos absolutos,
que toda opinión es respetable;
que una imagen vale más que mil palabras,
que ninguno está loco, está enfermo,
que todo tiene siempre un responsable
y siempre que no quede otro remedio.



También tienen minutos para sueños:
la paz, la tolerancia, el respeto;
eclécticos, modernos, no afamados,
no ansiosos, tolerantes, tan acordes:
respeto, no comparto pero imparto,
me importo yo a mí conmigo porque
del mismo modo tú te a ti contigo
y ella le lo lará se sí consigo,
como es de suponer dentro de un orden,
o sea algo lógico y normal.

No se acuerdan ahora, pero saben,
no tienen opinión, pero la tienen,
no saben para qué, pero no paran.
¿Que quieren saber más? Hacen gimnasia.
¿Que quieren trabajar? Son consultores.
¿Que quieren aspirar? Pues se autoaspiran,
y no juegan por ser los vencedores.

En fin, que así es la vida y suenen los timbales,
con curas comunistas, demócratas tribales,
soldados pacifistas, personas reciclables,
fascistas abortistas, tiranos liberales,
café sin cafeína, agentes muy amables,
saciables muy promiscuas, ninfómanas vestales,
artistas de revista, amantes deplorables,
católicos budistas, pero no practicantes.


"Mesalina en los brazos de un gladiador"
(1886)
Joaquín Sorolla y Bastida
(Valencia, 1863 - Cercedilla,1923)

LA RAZÓN DE MESALINA

Amor y sexo van juntos,
sólo que uno se termina
mucho antes que el otro,
generalmente el amor,
de pura menopausia.



SOBRE LA GLORIA

Habían de luchar hasta la muerte
y muchos la querían. Incendiaron
templos y bibliotecas y llenaron
valles, sentinas, plazas, de cadáveres.
Buscaban el prestigio y obtuvieron,
sólo algunos, anónimos honores
esparcidos a trozos en museos.

Poeta que persigues recompensas,
niega si puedes que en este lugar,
lejano de tertulias y congresos,
donde vienen los niños a fumar
y a mearse en capiteles y botellas,
se entierran, ignorados, cinco imperios.


Ruinas del templo de Apolo en la ciudad griega de Delfos

(Poemas de Jordi Virallonga, cofundador y presidente del Aula de Poesía de Barcelona, además de ensayista, crítico, traductor, poeta y catedrático de Filología Hispánica en la universidad de la ciudad condal)

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar