lunes, 5 de abril de 2010

El cantor poseído por un extraño espíritu délfico


Lucio Battisti
(Rieti, 1943 - Milán, 1998)

UNA CANCIÓN DE LUCIO BATTISTI

La voz en la derruida cinta magnética está muerta,
pero el soporte imantado de hierro la mantiene viva.
Hace décadas de tiempo que triunfó, que le conocían.
Un cáncer de páncreas acabó con el hombre, su letra
y música aún palpitan. Era italiano, como yo,
como cualquiera cuando llora por un imperio perdido.



La juventud, la lozanía, la inconsciencia de la guerra,
torturas, sufrimiento, las epidemias, la opresión,
la historia de todos los seres humanos mientras vivan.

Escucho con distanciamiento y extrañeza. No soy yo
éste de ahora, no cavilé que aquél de este momento
la escucharía al cabo de largos años sin oírla.
Estaba en una caja de cartón. Pensé que la humedad
la inutilizaría. Probé por ver si avanzaba, tras darle
a un botón, y surgió de nuevo, fresca, como entonces,
con algo de rareza distinta. Ahora me sorprende
que alguien pudiera concebirla y así abrirse paso
en un planeta sin amor cantándole al amor mismo.



Dice que renace el sentimiento en mitad del llanto
y se eleva altísimo y va, en un mundo que prisionero
es. Nos relata que la verdad clara brilla hoy y nítida
su música resplandece, pero el velo del fantasma
del pasado arroja un velo inmaculado que recubre
el presente de oscuridad y temor. No puedo llorar.
Los lacrimales se me secaron. Creo ser el cadáver
de un cuerpo transitante. Era aquél un mundo que libre
respirábamos tú y yo. Uno de nuevas sensaciones
que se agotó en el envejecimiento de mi percepción
y la degradación de hechos que mis ojos comprobaron.



IL MIO CANTO LIBERO

In un mondo che non ci vuole più
il mio canto libero sei tu.
E l'immensità si apre intorno a noi
al di là del limite degli occhi tuoi.
Nasce il sentimento,
nasce in mezzo al pianto
e s'innalza altissimo e vae.
Vola sulle accuse della gente
a tutti i suoi retaggi indifferente
sorretto da un anelito d'amore,
di vero amore.
In un mondo che
Pietre un giorno case prigioniero è
ricoperte dalle rose selvatiche
respiriamo liberi io e te.
(Rivivono ci chiamano e la verità
boschi abbandonati si offre nuda a noi
e perciò sopravvissuti verginie limpida è
l'immagine si aprono ormai ci abbracciano).
Nuove sensazioni, giovani emozioni,
si esprimono purissime in noi.



La veste dei fantasmi del passato
cadendo lascia il quadro immacolato
e s'alza un vento tiepido d'amore,
di vero amore. E riscopro te. Dolce compagna
che non sai domandare ma saiche ovunque andrai
al fianco tuo mi avraise tu lo vuoi
Pietre un giorno caserico
perte dalle rose selvatiche
rivivonoci chiamano boschi abbandonati
e perciò sopravvissuti verginisi
apronoci abbracciano.
In un mondo che prigioniero è
respiriamo liberi
io e te.
E la verità si offre nuda a noi
e limpida è l'immagine ormai.
Nuove sensazioni, giovani emozioni
si esprimono purissime in noi.
La veste dei fantasmi del passato
cadendo lascia il quadro immacolato
e s'alza un vento tiepido d'amore,
di vero amore
e riscopro te.

(Canción compuesta e intepretada por Lucio Battisti en 1972)



MI CANTO LIBRE

En un mundo que
vive sin amor
eres tú mi libre
canción.
Y la inmensidad,
se abre alrededor,
pasa ya del límite
del corazón.
Nace el sentimiento
en mitad del llanto
y se eleva altísimo y va, y va.
Y vuela sobre el gesto de la gente
a todo lo más noble indiferente.
Aleja el beso cálido de amor,
de puro amor.
(Vuelvo a descubrirte,
dulce amada que no sabe el camino,
no sabes que de mí lado al tuyo vendré.
Si quieres tú.


"Fly away"
Jim Warren
(Long Beach, California, 1949)

Caerá un día el muro
recubierto de rosas selváticas.
Revivirá o no. Se elevará o no
un bosque abandonado
y por ello sobreviviendo virgen.
Se abrirá o no. Se cerrará o no).
En un mundo que prisionero es
libres respirábamos tú y yo.
Pero la verdad clara brilla hoy
y nítida su música sonó.
Nuevas sensaciones,
nuevas emociones,
se expresan ya purísimas en ti.
Y el velo del fantasma del pasado,
cayendo deja el cuadro inmaculado
y alza un viento tímido de amor,
de puro amor.
Y me recubro en ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario